Durante años las personas han analizado logos, campañas o piezas gráficas, entre otros, con el objetivo de comprobar si las marcas están utilizando “publicidad subliminal”. Pero, de qué se trata, cuáles son sus bases y de dónde surge, todo en el siguiente post.

Para comenzar a hablar de la publicidad subliminal lo primero que debemos hacer es definir lo que es la publicidad.

La publicidad

La publicidad se define como el conjunto de medios que tienen como fin hacer promoción o divulgar información, ideas u opiniones de tipo social, religioso, comercial, entre otros, para que un cierto público actúe de una manera determinada, piense según una serie de ideas o adquiera productos o servicios para uso propio. Información que envía el anunciante, y las emociones que ésta crea en el consumidor.

¿Qué es la publicidad subliminal?

La publicidad subliminal puede expresarse a través de palabras o imágenes (o sea, estímulos) que no detectamos conscientemente.

Esos estímulos pueden ser imperceptibles porque están escondidos dentro de otra imagen, o porque se nos presentan en la pantalla tan brevemente, que no somos conscientes de que lo vimos. Todo mensaje audiovisual (compuesto por imágenes y sonidos) que se emite por debajo del umbral de percepción consciente y que incita al consumo de un producto se considera publicidad subliminal. A nivel subconsciente esto puede entenderse como algún tipo de hipnosis, de forma que se puede manipular las decisiones y comportamientos de los consumidores.

La publicidad instintiva, como su nombre indica, presenta mensajes que provocan reacciones no racionales, ni simplemente emocionales:

  • Un desodorante que despierta irrefrenablemente los sentidos.
  • Unos vaqueros que se convierten en símbolo de tus aspiraciones.

El mensaje puede incluir imágenes, sonidos, formas, colores o palabras que estimulen o produzcan rechazo.

Tipos de percepción 
  • Percepción consciente: El mensaje se compone de elementos que son percibidos conscientemente. En él cualquier tipo de estímulo se reconoce con claridad.
  • Percepción inconsciente: En este caso el mensaje incluye estímulos que no son percibidos a primera vista, pudiendo generar en el individuo una respuesta que no controla al mismo nivel que cuando sí es consciente de ellos.
La publicidad subliminal se aloja en la percepción inconsciente: 

La percepción inconsciente consiste en la presentación de estímulos visuales o auditivos de una intensidad o en un espacio de tiempo inferior los requeridos por el umbral de la conciencia, de modo que el receptor puede responder a ellos sin ser consciente de por qué lo hace. Dado que la percepción se encuentra por debajo (sub-) del umbral (-limen) de consciencia, este fenómeno es conocido como persuasión subliminal.

¿Existen otras maneras para utilizar la publicidad subliminal?

La percepción subliminal ha sido utilizada en el ámbito clínico de la psicología, además de en comunicación política, en el cine y en producciones televisivas. Los mensajes publicitarios que incluyen estímulos dirigidos al inconsciente del público son reconocidos con el nombre de publicidad subliminal.

Pueden ser de dos tipos:

  • La emisión de un estímulo durante un tiempo o en un espacio muy breve o a una intensidad muy baja.
  • La presentación disimulada del estímulo.

¿Cuánto dura un estímulo?

Frecuentemente la práctica común es de 0.003 segundos. La mayoría de la gente no estará consciente que su cerebro percibió un estímulo al que fue expuesto durante 0.003 segundos.

Debido a que la Fórmula 1 prohibió la publicidad de tabaco en sus eventos, aparentemente Marlboro colocó un código de barras que a gran velocidad se veía como una imagen borrosa de su reconocido logo. Luego de varias críticas de la prensa, Ferrari tuvo que quitar este código de barras de sus autos.

 

Hechos históricos de publicidad subliminal 
  • La ley española recoge explícitamente el uso de lo subliminal como uno de los supuestos de publicidad ilegal,
  • El artículo aparecido en 1956 en el London Sunday Times, “Ventas a través del subconsciente”, la primera referencia documentada sobre la aplicación del subliminal en publicidad.
  • En 1957 Vance Parkard, “Los persuasores ocultos”, inmediatamente después se publican en la prensa numerosos artículos sobre el experimento que James Vicary realiza en una sala de cine de Nueva Jersey que proyectaba “Picnic”. Dos mensajes acompañaron a la película durante las seis semanas que estuvo en cartel en aquella sala: el primero, ¿Tienes hambre? Come palomitas, el segundo, Bebe Coca-Cola.
El Marketing lo corrobora

La mayor parte de nuestra vida es gobernada por;

  • Motivaciones.
  • Impulsos.
  • Respuestas inconscientes.

No es la necesidad material sino las carencias emocionales lo que provoca. La decisión del consumo, y que los factores racionales ocupan un puesto muy secundario a la hora de la compra. Esta decisión se ve reforzada por el entorno.

Razones que reforzarán tu compra:

  • Buen precio.
  • Buena calidad.
  • Funcionamiento.
  • Óptimas características.

Alerta

Si prestamos atención al anuncio considerar su valor emocional, y almacenamos inconscientemente esta información como una referencia que será utilizada en el futuro. 

Si el valor emocional es positivo:

  • Amable.
  • Cálido.
  • Atractivo.
  • Fresco.
  • Éxito.

Unos anuncios “manipulan” más que otros, la emoción es lo que guía la compra. ¿La razón? Porque no lo vemos como una amenaza. Puesto que no es nada “peligroso”, no sentimos la necesidad de prestar atención, dejando así que la emoción opere en nuestro subconsciente a sus anchas. 

Renault, Andrex, Nike, Stella, McDonald’s, Audi, Bosch, BMW, VW, Tesco, M & S, British Airways, y, lo más polémico, Marlboro, manejan a la perfeccción la seducción del subconsciente para conseguir enormes éxitos empresariales.

¿Somos conscientes de la influencia de la publicidad subliminal?

La respuesta es, no siempre. Se plantea que los mensajes imperceptibles sólo influenciarán a alguien que innatamente responda a ciertas necesidades. Los psicólogos ahora están conscientes de que para que un estímulo subliminal sea efectivo, debe ser congruente con necesidades reales y aspiraciones actuales.

¡Un mensaje oculto sobre una marca de pianos no te hará comprar uno si en primer lugar no eres músico!

  • Internet
  • Impresos
  • Televisiva-radial
  • Asociar el producto al bienestar
  • Boca a boca o recomendación personal
  • Hábitos de compra
  • Exclusividad

¿Ya tienes claro todo sobre la publicidad subliminal? No tienes que tener miedo de la publicidad subliminal. Esta sólo te puede dar un “empujoncito” a inclinarte a comprar un producto que ya te gustaba en primer lugar”. Ponerle atención a tu entorno (la música, la iluminación, los colores) puede reducir la influencia de los estímulos imperceptibles que podrían de otro modo, influenciar tu conducta. 

 

¿Necesitas un reporte de otra zona o más específico? Contáctanos

Share:

Viviana Rivera

administrator